miércoles, 1 de junio de 2016

LOS JUEVES UN RELATO: ME TOCO EN SUERTE




Fotocomposición a propósito de la cata de vinos en Vilafamés http://mayogarcia.com), Magnanimus Platino, agua de Dios, que recomiendo, mezcla de merlot, sirah y cabernet sauvignon. Vino de autor, denominación de orígen, que puede llevarte del cielo al infierno. Tú eliges...
 



En el encuentro de Vilafamés la suerte quiso que me tocara el título: SE ALIMENTABA DE PERSONAS E INSTRUMENTOS MUSICALES DE VIENTO. Gracias Vero, el desafío fue divertido y salió lo que salió. Un momento más de disfrute. El gesto de preocupación que quedó registrado en la foto no es más que concentración en tan loable tarea. Dimos rienda suelta a la imaginación y la muy casquivana, se escapó.Pese a ello, la encontramos, la atamos a la pata de la mesa y resultó lo que sigue a continuación.


Se alimentaba de personas e instrumentos músicales de viento, pero beber, beber, bebía de violines y chelos.
Se lo veía todas las noches sentado en el viejo bar. Su estómago vacío, encerrado entre pecho y espalda, pero su alma se ensanchaba devorando corcheas, fusas y músicos que pasaban ocasionalmente por el lugar, para hacerse de un poco de dinero y fama. ¡Vaya fama, con semejante clientela!
Para los niños del barrio era el loco de la guitarra, medio loco, medio caníbal.
Para la vieja mujer que se parapetaba cada noche detrás  del mostrador lleno de polvo y botellas de licor, aun guardaba algún parecido con aquel soñador que le regaló una serenata en pleno enero del sur, después de contar estrellas, mirando un mismo norte.
Se perdieron en el regreso, donde nunca nadie llega, y cuando lo volvió a ver, el hombre vestía su cansancio raído y oscuro, vencido de tanto soñar. 
Ella da cuenta como la mujer del tango y la canción le devuelve un "vieja, fané y descangallada, la vi esta madrugada salir del cabaret".
Él sigue alimentadose de músicos y música, mientras bebe desilusiones.
Nunca volvió a tocar la guitarra, solo le sirve de tamboril mientras pide por otra copa de viejo merlot.




Texto encontrado en las ruinas del Castillo de Vilafames. No se ha podido determinar su antigüedad ni su autenticidad.



..........................
Los jueveros se reunen en lo de María José.

19 comentarios:

  1. Hay que ver lo que los arqueólogos encontraron el 20 de mayo en Vilafamés...
    Uno de los mejores, por no decir el mejor, de los vinos tintos que he catado, igual que el cava o el blanco. Seguro que mientras él devora personas e instrumentos de viento, se acompaña de una buena copa de vino de autor...

    Beso, compi.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta esa imaginación casquivana y que va por la libre, ha sido un placer leerte, me ha encantado tu relato
    Mi beso

    ResponderEliminar
  3. Unicamente vos podías crear esta entrañable historia, dos personajes que conviven bajo la misma sensación de soledad y desilusión.
    Me encantó ese manuscrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Dos personajes añejados por el tiempo, compartiendo el abandono en el mismo agujero del abismo. Apesadumbrado relato, pero muy bien elaborado.
    Beso

    ResponderEliminar
  5. Se puso aprueba tu imaginación y salió ganadora, como siempre.
    Suerte con tu nuevo blog.

    ResponderEliminar
  6. Se puso aprueba tu imaginación y salió ganadora, como siempre.
    Suerte con tu nuevo blog.

    ResponderEliminar
  7. Y yo añado que, como de costumbre das en clavo, y mira que era difícil, el reto. Comer corcheas y semicorcheas, blancas y negras, entre los "andates pero non tropo"y los pianíssimos, aún me atreviria, pero los instrumentos de viento, se me indigestarian seguro. Me ha gustado tu manera de entender la música. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  8. Vino, música, una cierta tristeza, pero sobre todo la magia de unas palabras que hacen que la imaginación no pueda detenerse y cada uno sienta sensaciones distintas.
    Un placer leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Te quedó muy lindo, con algo de surrealismo y mucha poesía, y un punto de amargura, que ya pedía ese título tan metafórico.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ayyy uruguallaaaa, rubia viajera, mira que cuando te oí el cuento me vino a la cabeza la música de un tango, pero al leerte me he acordado de Andrés Calamaro. Te pongo el enlace :)

    https://www.youtube.com/watch?v=F1iZMr3LptY

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  11. ayyy uruguallaaaa, rubia viajera, mira que cuando te oí el cuento me vino a la cabeza la música de un tango, pero al leerte me he acordado de Andrés Calamaro. Te pongo el enlace :)

    https://www.youtube.com/watch?v=F1iZMr3LptY

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  12. Es la magia de la escritura, como de ese título sale esa historia, con tanta nostalgia. Me encantó leerla porque cuando la leíste estaba distraido y escuché la música de tu voz, pero me perdí parte de la letra de tu creación.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  13. Admiro (y envidio) a las personas que a partir de la frase más descabellada pueden construir un texto, y además, bueno, del verbo bueno (es decir entonces que te admiro y te envidio, pero no con una envidia sana, sino con una de esas terriblemente enfermas...)

    ResponderEliminar
  14. Escuchar tu relato ya me llevo a reflexionar sobre los avayares de la vida, sobre el cansancio de haber vivido la desazón. Ahora que lo leo siento un punto de tristeza por todo lo que pudo haber sido y no fue. Un precioso relato. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Escuchar tu relato ya me llevo a reflexionar sobre los avayares de la vida, sobre el cansancio de haber vivido la desazón. Ahora que lo leo siento un punto de tristeza por todo lo que pudo haber sido y no fue. Un precioso relato. Besos.

    ResponderEliminar
  16. A estas alturas queda claro que este tipo de retos son especiales para que saques a relucir tu enjundiosa creatividad literaria, tan inspirada y poética. Te has lucido entre paladeo y cataciones jejeje
    Besotes!

    ResponderEliminar
  17. Y la vida es así, como un vino que puede mejorar con el tiempo a pesar del polvo que se acumule o se pica y se convierte en el mejor de los vinagres.
    Yo he catado la esencia de ese vino.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. No sé porqué pero al leer tu relato, el mismo que escuché atentamente de tu voz, me ha venido a la memoria un haiku que escribí hace mucho tiempo. Dice así:

    Dos almas solas.
    Al unir sus destinos...
    ¿Dos soledades?.

    Creo que se encontraron entre fusas, corcheas, semicorcheas y efluvios etílicos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. De cualquier frase, título eres capaz de sacar música celestial. Gracias por participar. Un beso

    ResponderEliminar

apuntas algo?

navidad bloguera

navidad bloguera
gracias Mónica!!!!!!