miércoles, 4 de enero de 2017

LOS JUEVES UN RELATO: DESPEGAR-ATERRIZAR


DESPEGAR-ATERRIZAR


Miedo, incertidumbre,  contramarcha, aun se siente inducido a vivir en la mezquina ambigüedad que le niega hablar desde su verdad, sin derecho a respirar en la certeza, a elegir, a construir en la alternativa, en la coherencia,  en la inclusión, en conexión más allá del contexto y la ficción que otros le imponen abandonado en el dolor, solo en sus dilemas, en medio de debilidades.
Rugen las entrañas del avión que alcanzó a tomar. Aúlla como viento huracanado la naturaleza.
Oye crujir las bisagras a los costados. Siente que asciende a lomo de un pájaro desplumado. 
Tiembla.
Se siente incómodo en su piel. Un dolor escuálido pero punzante en el medio del vientre, se instala apenas levantar vuelo.
Huye de todo, pero por sobre todas las cosas, de lo que se espera de él.
Doce horas.
Largas, tediosas, incómodas, donde no sirve tratar de inducir el sueño, ni el último estreno en la pantalla de su asiento delantero, ni el llanto molesto de aquel bebé, que nadie logra calmar por minutos que la incomodidad multiplicaba en forma exponencial,
¿Le están arrancando el alma?
Se queda en suspenso igual que las nubes, que repiten en lo alto un paisaje variado de tenebrosa interpretación, según fluyen su pensamientos. 
Nubes blancas como puntilla, nubarrones que se tornan negro carbón.
Atraviesa temerosas turbulencias. Su corazón se agita como una coctelera y en ese devenir irritante y por demás desbordante de su mente alucinada, concluye al fin que no debe oponer resistencia.
El miedo le suelta la mano.
Planea, gira, bordea el aire mirando desde la altura la fantasía que va mutando en realidad, anhelando poner pie en tierra, con la perentoria prepotencia del deseo.
Tocar, sentir hasta que duela, y vivir a cara limpia lo que ha tocado en suerte. Tal vez sea merecedor de ese privilegio, el de rozar la verdad.
Al momento de aterrizar se alivia. Un suspiro hondo, profundo, casi animal, lo vacía de temores e inquietudes. De ahí en más la vida se desliza como en un tobogán, se deja llevar por la levedad de asumir su verdad. Va cayendo como en un sueño agradable, suave, esponjoso.
Un golpe y luego llegar, ceder, vivir  su vida en sintonía con su interior. 
Este es solo un punto de llegada, de inicio, abierto en todas las direcciones, incluida la del regreso. Hace falta tiempo para mirarse al espejo y decir al fin, ese soy yo, aquí estoy. Sin rótulos, sin vergüenzas, sin más nada que la vida dejándola fluir. 
Como dijera Jorge  Guillén: Huele a mundo verdadero,la flor azul del romero
"Señor Pasajero, bienvenido a Ud. mismo" le parece oir que anuncia el capitán, por el alta voz.

--------------------------------
Más amigo reunidos en este blog "ut supra".(el latín lengua muerta?)





5 comentarios:

  1. Impecable relato surgido de la valentía de animarse a descubrirse. Estupendo, como ya es costumbre. Beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Es dificil llegar a ese destino...pero no imposible...primero hay que atravesar muchas turbulencias....nubes negras..aguaceros...vientos suaves con dias soleados y noches negras o estrelladas al maximo...es el camino, no hay atajos si quieres llegar al lugar donde al fin eres tú mismo....te felicito por este relato, me deja un buen sabor en la boca....besossss y feliz día de Reyes...

    ResponderEliminar
  3. Tu te has atrevido, hay que ser decidido para atravesar pieles y sentimientos, un relato fantástico que nos deja pensativos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es el viaje más duro pero el más gratificante ! Saber qué emos conseguido arrancarnos las pieles innecesarias y quedarnos con una fina capa de piel que nos lleva a conocernos realmente, es encontrar el motivo más importante por el qué estamos aquí.
    Un abrazo inmenso querida amiga.

    ResponderEliminar
  5. Y cómo pude pasarme yo tanto tiempo sin la gente de este Barrio?!
    Sin tus letras?!
    Huele a mundo verdadero,la flor azul del romero. Sí que sí!
    besos

    ResponderEliminar

apuntas algo?

navidad bloguera

navidad bloguera
gracias Mónica!!!!!!