viernes, 3 de febrero de 2017

FOTO Y TEXTO 3
















En cada una me hace un guiño la vida y me recuerda eso de nacer, vivir y morir y en su efímera belleza trato de aprender que todo tiene su tiempo: brillar,marchitarse, encandilar, perfumar.
Altivas, aseñoradas, discretas, inolvidables. Jamás desprecio la flor silvestre que crece a la vera del camino o en la arena inhóspita y desnutrida, sin pensar que será ignorada y pisoteada por el torpe transeunte , que corre siempre corre, sin detener a ver esos pequeños soles que sonrien a su paso. 

Yo las fotografío y ella se yerguen orgullosas. Todas merecen su momento de gloria y esplendor.

2 comentarios:

  1. Que bonito, ojalá supieran leer, unas fotografías preciosas vivir entre ellas es vivir bien acompañada, me gustan especialmente las flores silvestres. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ester!!! por pasarte por este lugarcito apartado del mundanal ruido. Un abrazo enoorme!!!

    ResponderEliminar

apuntas algo?

navidad bloguera

navidad bloguera
gracias Mónica!!!!!!