viernes, 28 de abril de 2017

CARACOL COMPAÑERO, ERES MI CASA.






A la vuelta de la esquirla, 
donde hieren los fracasos.
En el hueco que tus brazos,
me inventan una caricia.
Cuando se apagan las luces 
y las verdades se agrisan
y entre almohada y almohada, 
ya no hay nada que nos mienta: 
ayer, hoy, mañana, 
está mi lugar en blanco, 
donde escribir con la tinta 
que huele a historias muy nuestras, 
versos inquietos 
de disonantes palabras,
rimas oscuras 
con rumbosas añoranzas,
pero siempre, siempre, siempre.... 
palabras enamoradas.

miércoles, 19 de abril de 2017

LOS JUEVES UN RELATO...CON FECHA.






Jesús María, Córdoba, 20 de abril de 1970

Querida mía: deseo poder llamarte así. Chiquilina, mi novia querida. Decirte que te extraño como un loco, y que no hago más que escuchar el tema de Favio, y soñar con cortar todas las rosas del mundo, para regalártelas con mi corazón.
Eduardo.

Colonia, 20 de abril de 1971

Querido Eduardo: los días como ayer, que aquí en Uruguay son feriados, se hacen eternos sin ir al  liceo y no encontrar ninguna actividad que me entretenga. Te extraño y me he dedicado a la lectura: las de tus cartas. Deseo verte pronto, aunque se lo difícil que resulta todo con esta distancia de por medio. Te regalo una canción de los Fire Birds: Caminar bajo la lluvia.
Malena

Jesús María, 20 de abril de 1973

Mi chiquilina: sigo sin poder solucionar el tema de mi viaje. Mis padres no están muy de acuerdo en que lo haga ahora (tampoco quisieron que viajara para tu fiesta de quince en agosto. ¡Qué dolor!) luego de que tuvimos las vacaciones en Mar del Plata (qué lástima no hayas podido ir) y quieren que me ponga a estudiar y no siga tan disperso. ¿Cómo no estarlo si tengo la cabeza a cientos de kilómetros, del otro lado del charco, cruzando sierras, montañas, ciudades y este Río de la Plata que une y separa a la vez? Lo importante es seguir queriéndonos como hasta ahora, y sentirnos más unidos que nunca con todos esos recuerdos vividos en Piriápolis y en Colonia. Eso nadie nos lo puede robar, y acá la única ladrona sos vos, que me robaste el  corazón desde que nuestras miradas se cruzaron, en el Auditorio, apenas te vi entrar. Te envío un temón: The Mardi Gras: Nena, tengo noticias para ti.
Te quiere, Eduardo

Colonia, 20 de abril de 1974.

Eduardo querido: ¿Qué pasa que no tengo noticias? Acá el país está revolucionado. Mucha gente se está yendo para la Argentina. ¡Ay! Si yo pudiera… Me encantaría estudiar sicología, pero mis padres no permiten que me vaya de aquí, así que comencé Magisterio, en Rosario, cerquita de Colonia. Nos vamos en un ómnibus temprano en la mañana un grupo de compañeras y nos divertimos mucho durante el viaje. Ellas siguen yendo a bailar al Rowing los fines de semana. Yo te espero… te espero… y espero tus cartas que no llegan y no hago más que  llorar y extrañar, ah…. Y escribir en el libro diario que me obsequiaste. Te regalo un tema: Los Gatos, La Balsa. ¿Te acordás  del primer beso? Fue en el Club Plaza, con esta canción…
Te quiere
Malena

Colonia, 20 de abril de 1975

Después de ese día tan cruel de espera en el puerto y que no llegaste ¿Cuántas cartas sin respuesta Eduardo? ¡Cuántas dudas! He tratado de comunicarme con todo el que se me ocurrió que podría saber de vos. He llamado a tu casa y tu madre (supongo) me ha dicho todas las veces que lo hice, que no estabas. Ya no sé qué hacer. Hasta mis padres han movido cielo y tierra viéndome así. Mientras escucho Los Gatos, Viento dile a la lluvia,  se moja el papel en el que escribo esta carta, tal vez porque no tengo esperanzas de obtener respuesta.
Malena

Colonia, 20 de abril de 1976

Eduardo, esta carta no espera respuesta, esta carta es solo porque yo deseo darle un final a lo nuestro, aunque es imposible que algo que se desconoce “el por qué”, lo tenga. Creo que al que desconocí todo este tiempo, fue a vos. Yo fui tu chiquilina, sí, por lo ingenua, lo inmadura y lo crédula, y vos… prefiero no calificarte, no quiero arrepentirme de las ofensas que pueda escribir, ante el total y absurdo desconocimiento de los hechos que te han impedido decirme al menos adiós. Elijo para este, MI punto final una canción de los Iracundos (quiero que sean uruguayos los que te canten) Puerto Montt. Espero que te llegue esta carta, así como las anteriores, pero lo único que tengo son dudas, incertidumbre y tristeza.
Adios
Malena


20 de abril 2016

FACEBOOK: ¿En qué piensas Malena de Colonia?
Mensajes: Tienes una solicitud de amistad de Eduardo, el cordobés.




("Que lo que la vida separe, no lo una el facebook" ¿Será así nomás?)

LISTA DE TEMAS MUSICALES:

https://www.youtube.com/watch?v=8dsyI_9a9Gk

https://www.youtube.com/watch?v=i4UCrevuXd8

https://www.youtube.com/watch?v=2uG7dryBOhE

https://www.youtube.com/watch?v=Yv9PnHsEGas

https://www.youtube.com/watch?v=32_Jy4fLtKk

https://www.youtube.com/watch?v=KSXVWnb4GLc








viernes, 7 de abril de 2017

HACE DOS COMPASES Y UN SILENCIO.






Una vez siendo muy niña, un bicho de luz me hizo un guiño al pasar por mi ventana, como quien deja un milagro, pronto a florecer.

Era una noche oscura, de esas que ni el trajinar del río se oye.

Recostada, con mis ojos prendidos a aquella chispa de luz, sentí que alguien sembrada migas de risas en mi almohada.

Fue la primera vez que soñé con mi compañero de juegos de mi escuela.

Se llama Francisco y aun lo sigo queriendo, pues siendo solo un sueño, fue el amor más cierto que sentí.

lunes, 3 de abril de 2017

A vos, estés donde estés:







Un pedazo de nube gris, dejó de lado su viaje y se metió en un hueco de este corazón sensitivo, alerta a todo lo que significa vivir en este País (jamás paisito). Aca la gente se acostumbra a surcir, a reparar, a reciclar, a remendar y a crear, sueños, y a vivir con lo mejor que tiene: su voluntad.





navidad bloguera

navidad bloguera
gracias Mónica!!!!!!